Ir al contenido principal

Las tres paradójicas cualidades del liderazgo en la incertidumbre



Las 3 paradójicas cualidades del liderazgo en la incertidumbre:
1. Optimismo realista. Para gestionar un cambio que es constante, un líder debería ser a la vez realista y optimista. Está bien centrarse en el presente pero mirando al mismo tiempo hacia el futuro. Como sabes, una de las claves de liderar bien un equipo es ser capaz de crear una visión para el equipo o para la organización. Para ser un optimista realista hay algunos “trucos”:
  • Permanece bien enfocado hacia lo que quieres, pero sé flexible.
  • Equilibra bien el logro de objetivos con el descubrimiento de nuevos objetivos.
  • Sé consciente de lo que sabes pero también cauteloso y abierto a aprender .
  • Compensa los hechos y los datos con imaginación.
  • Sé práctico pero también creativo en lo que haces.
2. Impaciencia constructiva. Es la capacidad de construir un entorno positivo y colaborativo mientras estamos trabajando por conseguir nuestros objetivos. El equipo necesita sentirse cómodo con la incomodidad y capaz de convivir con la sensación de urgencia. Las personas necesitan sentirse seguros para asumir riesgos. Para lograr impaciencia constructiva:
  • Equilibra la compasión con la búsqueda de resultados.
  • Reta a que las personas persigan sus retos de una forma colaborativa.
  • Busca metas ambiciosas pero constrúyelas con consenso.
  • Elige bien cuándo ir adelante y cuándo quedarse donde se está.
  • Gana con el win-win
3. Confianza humilde. Es la habilidad de liderar con poder y generosidad al mismo tiempo. Un líder necesita estar seguro de sí mismo pero eso no debe impedir que se esmere en escuchar al equipo para poder seguir aprendiendo. Esto además ayudará a generar confianza y a desarrollar unos fuertes lazos con los miembros del equipo. Tanto el líder como los demás miembros del equipo necesitan sentir confianza ya que ésta es la base para superar los obstáculos que se encontrarán en el camino. Ser humilde exige admitir que no lo sabes todo y sentir que no lo debes saber. Para la confianza con humildad:
  • Comparte tus fortalezas y tus debilidades.
  • Escucha y aprende de otros.
  • Potencia a las personas para que crezcan y tengan éxito.
  • Respeta los valores de los demás.
  • Construye relaciones que sean mutuamente satisfactorias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

37 frases de negocios – frases motivadoras

A continuación les presentamos una recopilación de bellos carteles de motivación, estos carteles contienen frases motivadoras de negocios.
Como observará todos los carteles están muy ilustrativos, como emprendedor le ruego que escoja los que consideran son los mejores, los imprima y los pegue en algún lugar visible de su casa. Recuerde que la motivación es una parte muy importante en la vida diaria de un emprendedor.























El error empresarial más grande del siglo | Caso Netflix

En este vídeo abordamos el caso Netflix, la historia de como un informático revolucionó el mundo del contenido audiovisual. Como buen emprendedor Reed Hastings pasó por muchas turbulencias, pero su persistencia fue recompensada tras derrotar a uno de sus mayores competidores "Blockbuster".

Cada Cosa en su Lugar, Todo Tiene su Tiempo

Cada cosa en su justo lugar, dale tiempo al tiempo”. Dice una conocida canción de Fito Páez. Pero continúa “Cuidado con lo que quieres, porque algún día lo podes conseguir. No se trata sólo de tu voluntad, dale tiempo al tiempo

Con unas frases tan simples y bonitas nos explica muchas cosas. Cuantas veces nos ponemos ansiosos y hasta nerviosos porque las cosas no suceden como esperábamos y eso que queremos parece estar tan lejos. Pero es cierto, todo tiene su tiempo y, más allá de nuestro esfuerzo, tenemos que saber esperar.

La importancia de los procesos
Todo en la vida se rige por procesos, pero como actualmente vivimos en un mundo donde todo es instantáneo - con un simple click puedes hacer muchas cosas, deliverys en minutos, microondas, etc. - pensamos que la vida será igual, pero no, cada cosa tiene su lugar, todo tiene su tiempo.

Miremos el ejemplo de la siembra y la cosecha, recordando que este es el principio fundamental de la vida: Todo lo que siembras – bueno o malo – lo va…